A female referee was brutally hit by a football player after an infraction

Un jugador de fútbol golpeó brutalmente a una mujer referee en un partido de la liga regional de Tres Arroyos, en la province de Buenos Aires, entre los equipos de Garmense y Deportivo Independencia. El hecho se produjo cuando la refí marked an infraction, sanctioned two players, and a third footballer, de 34 años, la atacó savagemente.

El responsible, quien juega en el club Garmense, fue identificado como Cristian Tirone y fue detenido Luego de la agresión a Dalma Magalí Cortadi, de 30 años. The match with Club Deportivo Independencia was suspended after the incidents.

The sequence was recorded in a video. De acuerdo con la recordinga, Cortadi cobra una infraction y el jugador de Garmense le pega fuerte a la pelota, tirándola lejos, razón por la cual lo expulsan. Acto seguido, uno de los archeros de Garmense increpa a la refí y también es expulsado en el momento. Es entonces cuando Tirone, que viene corriendo desforadamente la surprende desde atrás y la golpea por la espalda, a la altura de la nuca, en una action disparatada. The victim cayó al suelo y su rostro impactó de lleno contra el césped. Pocos segundos después, logró levantarse por sus propios medios.

Un futbolista agredió a una jueza de línea en medio del partido

In the middle of the violence, another referee detained the aggressor and separated him from the game. Various effective police officers, however, threw themselves on the field of play and captured Tirone, who was also forced against the authorities, totally out of control.

Tras la agresión, Cortadi debió ser asistida en un hospital de la zone. Sin embargo, no registró lesionses de gravedad. The attacker was arrested and then transferred to a police agency, under the supervision of a police officer “lesiones leves y además por infraction aa la ley 11.829 de espectáculos deportivos”. Tirone will also be imputed for un hecho caratulado como Violencia de género.

Por otro lado, también fue suspended el partido de la primera división que estaba estipulado a contenido, donde se iban enfrentran el Club Deportivo Garmense e Independencia, de Adolfo González Chaves.

Un comunicado de repudio del Club Garmense

After the unfortunate events, and as a consequence of the viralization of the case in social networks and in the media, Deportivo Garmense issued a statement of repudiation: dispute in the city of Adolfo González Chaves between Garmense and Independencia, during which a player from Garmense physically assaulted the woman who officiated the referee, el Club expresa su énergico repudio ante este accionar que está reñido con el espíritu que se pretende inculcar con la practica de este deporte”.

“La Institución se solidariza con la jueza agredida, expresa sus disculpas, se pone a su disposibilidad y se compromete a seguir trabajando para eradicar la violencia en todas sus formas y formar deportistas con valores como: discipline, compañerismo, compromiso y sobre todo respeto y tolerance”, señala el mensaje.

Another recent case in Brazil

Lo ocurrido este domingo in el partido entre Garmense e Independencia hizo recalled a situation of similar characteristics experienced a few months ago in el fútbol brasileño, more precisely in el tournament Pernambucano. Se disputaba la final entre los equipos de Retro y Nauticoiban 22 minutos del primer tiempo y el score estaba igualado sin goles cuando un jugador de Náutico intentó golpear a la referee Débora Cecilia luego de que lo hubiera expelled. Tras ver una action en el VAR, la jueza le mostró la tarjeta roja al jugador Gian Carlos por agresión. El futbolista no sólo protestó, sino que se abalanzó sobre Débora Cecilia y estuvo punto de golpearla.

Los compañeros del aggressor, en medio de arremolinamiento de jugadores, sacaron a Gian Carlos de la zone del tumulto, trying to contain him. The images of the intent of aggression went viral and the messages of repudiation appeared immediately. The player apologized to the referee for “having lost control during the party”, aunque aclaró que en ningún momento quiso pegarle. Ello, pese a que los movimientos de su cuerpo indican todo lo contrario.

Leave a Reply

Your email address will not be published.