Las imágenes de la battle campal arriba de la autopista entre hinchas de River Plate y Racing

Incidents between fans of Racing and River en el peaje de Dock Sud

No es necesario que sean barras. La violencia estalla todo el tiempo en el fútbol argentino. Es ver una camiseta de otro equipo, una provocación leve y que todo se desmadre. Y en el medio, innumerable quantity de víctimas inocentes que sólo volvíán de las vacations de invierno o de pasar una tarde agradable en el Sur del Conurbano. Los hinchas de Racing salían cargados de bronca tras el empate con sabor a derota en el Cilindro. Los de River Plate iban ilusionados con la possibility de seguir acercándos a la punta de la Liga Profesional. Y en el peaje Dock Sud de la autopista Buenos Aires – La Plata se cruzaron. De un lado, dos micros de la filial de José C. Paz que habian encarado el regreso como siempre, saliendo por la calle Italia para ir hacia la calle 25 de mayo y de ahi directo a la subida de la autopista para volver hacia su zone. Del otro, dos micros de la branch Florencio Varela de River, que iban para el Monumental.

Habian pasado unos minutos después de las 19 cuando se encontaron. Los de Racing estaban esperando a otros micros while los de River had reduced the march to pass the cabins. There were hundreds of cars trying to return to their homes when they had a stroke, and when they had a stroke, they drove out of the river fans and José C. Paz went in search of them. Durante un tiempo que fue corto pero pareció eterno, se tiraran con todo lo que encontraban su paso mientras la Policía que siempre está apostada al costado del toeje, en inferioridad numérica, no intervenía. Los del Millionario doblados en número decided to tras el intercambio de proyectiles volver a sus micros y arrancar para la Capital Federal. Los de Racing a la distance les seguían tirando cosas a los micros.

De milagro, solo dos personas registraron contusiones leves y fueron derivados al hospital Fiorito. Y muchos automovilistas registraron lo que estaba ocurriendo. De hecho, el sitio Racingmaníacos obtuvo images of what happened although the distance from the videos does not allow individualizing the violent ones. Therefore, and before the new punitive policy of the Agency for the Prevention of Violence in Sport, the security cameras of the toll concessionaire were asked to see if they have a definition that allows, with a check of the database of the National Register of las Personas, to identify those who participated in the campal battle on one and the other side not only to initiate a contravencional case but more than anything to put them in the right of admission. The task will not be simple but there will be a sense of punishment to those who participate in these events that mark the level of exasperation and violence of many of those who attend sports events in our country.

It should be remembered that the racing bar changed hands a year ago, when the historic La Guardia Imperial was displaced by a group called Los Pibes de Racingcuyo núcleo fuerte está en Villa Corina y el líder es Leandro Paredesquien tiene vínculos syndicales (working in the Sindicato de Obreros Marítimos) y politicos, ya que pintó para la campaign del Frente de Todos en las ultimas elecciones de 2021. Con él también está Enrique Roulettealias el Boxeador, condemned for the crime of journalist Partisan Nicolás Pachelo, and que insólitamente sigue marodeando por Avellaneda while his case is under study in the Supreme Court of Justice.

En el caso de River, las filiales han tomado nuevo cuerpo tras la imposizidad de Los Borrachos del Tablón de ingressa al Monumental. NI la faction oficial que se referencia en Héctor Guillermo Caverna Godoy ni tampoco la dissidente cuyo líder es Ariel Pato Calvici, pueden hacerse fuertes en Nùñez dada la política implementada por el club. Por eso they are only visible in the interior when River plays the Copa Argentina. Pero esta visto, no se necesita de bars para que la violencia estalle en un fútbol argentino que no encuentra paz y donde el que tiene una camiseta distinta, parece siempre un enemigo.

SEGUIR LEYENDO:

Robo de banderas y una venganza en pleno Boca-San Lorenzo: el crime de Saturnino Cabrera, una de las páginas más terradoras de la violencia barra

Leave a Reply

Your email address will not be published.